10 raciones de fruta y hortalizas al día

Publicada en Publicada en Artículos

Por el Dr. Phil Maffetone
Traducción de Ester Galindo

La gente me pregunta a menudo si es cierta la recomendación que hago de tomar 10 raciones de frutas y hortalizas al día. «¿De verdad recomiendas 10 raciones?», me preguntan. Mi respuesta, sin lugar a dudas, es sí. Y  es muy fácil de llevar a cabo.

Si tenemos en cuenta que los vegetales deben constituir la base de nuestra dieta y que cada comida puede incluirlos, comer 10 raciones al día es algo bastante sencillo. Incluso los tentempiés y postres saludables pueden contener frutas y hortalizas. A continuación, os presento lo que solemos comer Coralee y yo en un día cualquiera. A menudo, acabamos ingiriendo más de 10 raciones de vegetales.

Por la mañana nos tomamos un batido la mar de saludable. Para los dos, le echamos cuatro piezas de fruta medianas (normalmente manzanas, peras u otras frutas de temporada y arándanos congelados), una ración abundante de vegetales de hoja crudos (como kale –un tipo de col rizada-, espinacas y perejil) y una zanahoria mediana. Nuestro batido también incluye, obviamente, huevos, semillas de sésamo y/o lino y otros ingredientes, además de agua. Total de raciones de fruta y hortalizas (F+H): 2+ cada uno.

Tras ejercitarnos, realizar algunas tareas en el huerto y escribir algún que otro artículo, tomamos la siguiente comida al cabo de tres horas. Entonces preparamos algún plato con huevos que contiene, por lo menos, cuatro raciones de hortalizas, como judías verdes brevemente cocinadas al vapor, calabacín, tomate… Raciones F+H: 2 cada uno.

A mediodía, que es cuando tomamos la comida principal, preparamos una gran ensalada con una buena variedad de hortalizas (lechuga, tomate, zanahoria, encurtidos caseros, aguacate y otros ingredientes crudos, en función de lo que tenemos en el huerto). Todo esto ya suma seis raciones de vegetales (además del aliño y la proteína). Raciones F+H: 3 cada uno.

A media tarde tomamos algo para merendar, que suele ser parecido al tentempié de media mañana pero algo más pequeño. Raciones F+H: 2 cada uno.

La cena es la versión reducida de la comida del mediodía e incluye cuatro raciones de vegetales. Raciones F+H: 2 cada uno.

De postre solemos tomar un capricho casero a base de fruta u hortalizas. Nos encanta el puding de aguacate, que preparamos en menos de cinco minutos, o el pastel de calabaza. Raciones F+H: 2 cada uno.

En un día normal, por tanto, tomamos unas 13 raciones de frutas y hortalizas cada uno. Si eres una persona activa —nosotros nos ejercitamos unos 90 minutos al día— y tu prioridad es comer sano, no te costará nada cumplir estos objetivos. Incluso, aunque no comas tanto como nosotros, puedes llegar a ingerir 10 raciones al día con facilidad.

Y, naturalmente, el menú de nuestro día a día se compone de comidas deliciosas, fáciles de preparar y dignas de un gourmet. Además, están hechas con ingredientes ecológicos y totalmente saludables.

El problema es que numerosas personas comen productos nada saludables que les impiden incluir más alimentos vegetales en su dieta.

 

¿Qué es una ración?

En Estados Unidos, las autoridades definen una ración como una pieza de fruta y media taza de hortalizas crudas, menos en el caso de las de hoja verde (como espinacas, acelgas, lechuga, etc.), para las que se cuenta una taza entera.

Hay también otros enfoques dietéticos que recomiendan otros métodos para medir las raciones. Por ejemplo, una ración de zanahorias podría equivaler a una zanahoria mediana; una ración de brécol sería uno mediano; y una ración de espárragos contendría cinco de ellos.

Ten presente que en las sopas y cremas también puedes incluir dos o tres raciones de hortalizas. ¡Un buen gazpacho se prepara en cinco minutos!

 

¿Por qué tantas?

Necesitamos todas estas raciones de frutas y hortalizas para obtener los niveles suficientes de los múltiples nutrientes, incluidos los fitonutrientes que solo se encuentran en las plantas. Todos estos nutrientes resultan vitales para reducir el riesgo de sufrir múltiples enfermedades crónicas, incluido el cáncer, las patologías cardiacas, los trastornos cerebrales y muchas otras. Si comemos una buena variedad de hortalizas y frutas distintas, tenemos más probabilidades de ingerir la cantidad adecuada de estos nutrientes.

En nuestro huerto cultivamos más de 60 variedades de frutas y hortalizas. Con tanto donde elegir, nuestra dieta resulta de lo más variada y para nada aburrida.

Muchas personas me preguntan si es bueno tomar zumos. Yo no lo recomiendo. Si trituras las hortalizas y las frutas enteras, obtendrás muchos más nutrientes porque no estarás desperdiciando toda la fibra y otros componentes ricos en nutrientes que sí descartarías con el zumo.

Quiero recalcar que ciertos productos como la salsa kétchup, el maíz, las patatas fritas y la lechuga iceberg, así como otras variedades modernas de hortalizas no resultan saludables y no pueden considerarse «comida de verdad». Si bien aportan calorías, carecen de los micronutrientes y los fitonutrientes que sí poseen los alimentos citados más arriba, y encima contienen otros ingredientes perjudiciales como azúcares o grasas trans. Evítalos.

 

(Visited 114 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *